El 30 de septiembre se desarrolló de manera virtual la última jornada del V Taller Iberoamericano de Indicadores de Educación Superior, con el objetivo de discutir sobre la producción de información estadística en el marco de la Red Iberoamericana de Indicadores de Educación Superior (Red INDICES). Esta jornada había sido precedida por dos sesiones más, realizadas el 16 y el 24 de septiembre respectivamente.

Del encuentro participaron especialistas, representantes de organismos de cooperación y responsables de las áreas de producción de información en educación superior de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, España, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal y Uruguay. La transmisión ampliada a través del canal institucional de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) permitió que las sesiones del taller acumularan más de 1500 reproducciones durante las dos semanas que duró el evento.

El taller fue organizado por la Red INDICES, en el marco del Observatorio Iberoamericano de la Ciencia, la Tecnología y la Sociedad (OCTS) de la OEI, con el apoyo del Instituto de Estadística de UNESCO (UIS), la Junta de Andalucía a través de su Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, el Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC-UNESCO), la Oficina Regional de Ciencia y Tecnología para América Latina y el Caribe de UNESCO y la Oficina Regional de Educación para América Latina y Caribe (OREALC-UNESCO).

Comparar desde la pluralidad

La apertura del encuentro estuvo a cargo de Luis Scasso, director de la Oficina Argentina de OEI; Mario Albornoz, coordinador del OCTS; Lidia Brito, directora de la Oficina Regional de Ciencia y Tecnología para América Latina y el Caribe de UNESCO; y Jaime Perczyk, secretario de políticas universitarias del Ministerio de Educación de Argentina.

Tras recordar que se han cumplido diez años desde la primera reunión técnica que dio origen a la constitución de la red, Luis Scasso enfatizó además las posibilidades que abrió la creación de un área específica sobre educación superior en el seno de OEI, así como también la materialización de convenios de trabajo con organismos como IESALC y la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) de Argentina, con la que se acaba de realizar un estudio sobre el aseguramiento de la calidad de los sistemas de educación superior en Iberoamérica.

En cuanto al trabajo específico de la Red INDICES, Mario Albornoz explicó que, para el OCTS, no se trata de un emprendimiento más. “La red ha demostrado ser la única herramienta que ha permitido recabar información comparable sobre la educación superior de la región. Aunque no podemos reflexionar sobre aquello que miramos si no contamos con información veraz, también sabemos que, por sí solos, los datos no dicen nada. Deben ser interpretados, puestos en contexto. Por eso necesitamos tener una idea previa sobre qué tipo de educación universitaria queremos para nuestros países. Entender quiénes somos y a qué aspiramos se logra con la participación de todas las partes en el quehacer de la red, que perdurará en la medida en que sus miembros se apropien de ella y logren comparar los distintos sistemas desde una mirada plural, que reconozca y valore nuestras diferencias.”

Lidia Brito, por su parte, consideró que, en tiempos como los actuales, los indicadores son indispensables para la toma de decisiones: “El impacto de la pandemia nos ha demostrado que las buenas políticas hacen la diferencia en los momentos de crisis. Estamos obligados a entender los cambios que se van dando, especialmente cuando son estructurales. La gran responsabilidad de la red hoy es verificar cómo están respondiendo los sistemas iberoamericanos de educación superior en medio de los daños provocados por el Covid-19”.

En el cierre de la mesa de apertura, Jaime Perczyk destacó la importancia de la información estadística validada. “El olfato no basta: necesitamos información de calidad”, declaró el secretario de políticas universitarias. “El aporte que se hace al recolectar datos sobre realidades disímiles pero integrables es enorme para la política educativa y científica. En una época difícil, con graves consecuencias sociales, políticas y económicas, queremos reconocer el trabajo de la red durante estos últimos años. Los insumos que produce nos ayudan a defender la idea de que la educación superior es una palanca del desarrollo de todos los países de nuestra región.”

Principales conclusiones y próximas iniciativas

A lo largo de los tres días del taller, los integrantes de la Red avanzaron en precisiones conceptuales y metodológicas para incorporar nuevas desagregaciones al Manual de Lima —propuesta técnica que incluye la definición de indicadores que normalizan la información estadística sobre educación superior y fomentan la medición de aspectos aún no sistematizados para ampliar la disponibilidad actual de recursos que describen este nivel de enseñanza— en tres tópicos relevantes: procesos de internacionalización; equidad en el acceso, la permanencia y los logros; y medición del gasto privado. Estos aportes se complementarán en los próximos meses con relevamientos piloto y consultas ad hoc a los países que conforman la Red para obtener precisiones adicionales sobre definiciones utilizadas, fuentes disponibles y programas existentes.

La particular situación en que la pandemia afecta hoy la producción de información y la disponibilidad de los datos también fue abordada durante el taller de trabajo, en tanto las dinámicas habituales de las instituciones y de los sistemas educativos se ha visto impactada y modificada a nivel global. A raíz de las restricciones generadas por la pandemia, en la obtención de datos para 2019 —realizada durante 2020— se verificaron problemas en el levantamiento de datos. Como consecuencia, muchos países tuvieron que recurrir a métodos de estimación e imputación distintos a los habituales y que podrían afectar la comparabilidad con respecto a años anteriores y también entre países. Para resolver esta problemática, los integrantes de la Red se propusieron relevar la magnitud de este fenómeno en su próximo levantamiento de datos, con la idea de acompañar los indicadores nacionales con la necesaria metadata.

Además, para 2021 se decidió sostener la organización actual de los grupos de trabajo. De este modo, durante el año próximo los especialistas y responsables de las áreas de producción de información seguirán intercambiando materiales y metodologías para profundizar tópicos de interés y relevar nuevas áreas temáticas que serán incorporadas a la agenda de trabajo de la Red y —en un futuro— al Manual de Lima, con el propósito de promover esquemas de participación que hagan comparables y a la vez respeten la heterogeneidad de los sistemas de educación superior de cada país y el tamaño y las capacidades de sus equipos nacionales.

Qué es la Red IndicES

La Red Iberoamericana de Indicadores de Educación Superior -Red IndicES- es una iniciativa de colaboración regional para la producción de información estadística que involucra a los productores de información sobre educación superior en los países de Iberoamérica, académicos, expertos de organismos de cooperación regional y usuarios. Es coordinada por el Observatorio Iberoamericano de la Ciencia, la Tecnología y la Sociedad de la OEI y patrocinada por el Instituto de Estadística de la Unesco (UIS).  Ver más

 

Objetivo general

El objetivo de la Red es la construcción de estadísticas comparativas de educación superior, consolidando un sistema regional de indicadores que releve y publique información estadística comparable en un marco de cooperación internacional y complementando los esfuerzos ya existentes. Se aspira a mejorar así las estadísticas de manera sostenida a lo largo del tiempo, reflejando las particularidades de la educación superior en Iberoamérica.Ver más

 

Coordinación 

La Red es coordinada por el Observatorio Iberoamericano de Ciencia, Tecnología y Sociedad de la OEI (OCTS) y cuenta con el apoyo del Instituto de Estadísticas de la UNESCO (UIS-UNESCO).  Ver más


Con el apoyo de:

JuntaAndalucia.png